Externalizar o integrar la actividad de I+D
 
Que la innovación es imprescindible en la estructura empresarial actual es una obviedad. Que para llevarla a cabo se necesita una inversión importante parece que también… ¿O NO?
Hoy por hoy, con los tiempos que corren, la palabra inversión puede hacer saltar las alarmas de más de uno, y en boca de todos está la reducción de costes, por lo que el debate de la externalización o integración de procesos de la empresa está de plena actualidad.
La innovación entra dentro del mismo debate. Con la acepción formal del término innovación, muchos pudieran pensar que nadie puede innovar por ti, dado que por definición innovar es poner algo nuevo en el mercado… ¿O sí? O lo haces, o no lo haces. Teniendo en cuenta que el ciclo completo de la innovación, que comienza por las ideas y acaba con nuevos productos y servicios en el mercado, SÍ QUE HAY MUCHAS COSAS QUE OTROS PUEDEN HACER POR NOSOTROS.
 
Pero, ¿no es una locura externalizar la I+D? ¿O acaso es la única alternativa posible a mantener un costoso Departamento de I+D? La respuesta es no, y no. Lo que es una chifladura es no hacer I+D por considerar que para ello es necesario tener un Departamento de I+D que para sí lo quisiera la multinacionales.
Como en tantas cosas, tampoco se trata de abrazar ciegamente la externacionalización. Externalizar la I+D simplemente es una opción más. En general, para mantener una trayectoria innovadora, conviene integrar al menos ciertos procesos de la actividad de I+D. No es imprescindible jugársela a todo o nada. Cada vez más empresas está dejando atrás el concepto tradicional de Departamento de I+D, marcado por la idea de que la I+D debe de hacerse de puertas para dentro, o no hacerse. Estos Departamentos de I+D tienen una llamamiento doble,
1. ejecutar directamente las actividades de I+D más sensibles para la empresa,
2. identificar nuevas oportunidades fuera de su alcance y canalizarlas externamente.
En línea con este segundo punto, en ECOTÉCNICA disponen de una serie de servicios que pueden ser muy útiles a las empresas que no quieren dejar de innovar sin hacer grandes inversiones.
 
Sin duda las ventajas de externalizar la I+D son muy evidentes: completar nuestras capacidades, técnicas o creativas, mejorar el ‘time to market’, o reducir costes. Desde ECOTÉCNICA queremos ayudarte a INNOVAR, queremos y podemos ayudarte a crecer.